El DINERO: AYER, HOY, MAÑANA.

OBSERVACIONES PARA EL ESTUDIO E INVASTIGACION DE UN NUEVO BIENESTAR.

Capítulo 1
- Una mirada al panorama global.


1 ° A. Si echamos una mirada panorámica a la civilización global y los sistemas de intercambio, observamos que las formas de pensar, las estrategias y los sistemas económicos que hicieron posible la era industrial también han alimentado las innumerables crisis que nos rodean: gran inestabilidad, ruptura de la comunidad, crecientes disparidades de riqueza, guerras de recursos. Efectos secundarios que afectan a la gran mayoría de las personas, en comparación con los beneficios reservados para unos pocos.

1 ° B. Vemos la naturaleza burlada y agotada, poblaciones empujadas a migrar, guerras y guerrillas por todas partes. En la gestión del conjunto, no se tiene en cuenta a las comunidades locales y menos a las personas. Observamos que las numerosas actividades de desarrollo expresadas aún no han logrado alcanzar el objetivo del bienestar generalizado.

1º C. La humanidad se encuentra en una coyuntura crítica. "La civilización necesita un nuevo sistema operativo", las reglas socioeconómicas dentro de las cuales operamos fueron creadas de acuerdo con una visión del mundo que no identifica a la tierra como un sistema vivo y no reconoce que cada forma de vida tiene su propio valor y propósito en el apoyo a la vida circundante. Sin darnos cuenta, nos hemos dañado a nosotros mismos y a nuestros intereses y hemos puesto en peligro nuestro futuro y el de nuestros hijos.

1 ° D. Nuestros sistemas alimentarios, energéticos, sanitarios, educativos, económicos y financieros tienden a debilitarnos, comprimirnos y limitarnos con signos cada vez más fuertes. Si buscamos los orígenes y raíces de estos efectos colaterales producidos por nuestra civilización en el panorama global, nos encontramos con que los aspectos restrictivos en los que vivimos están determinados por los propósitos y objetivos, dados a ese concepto, a ese bello invento que es el dinero, a través de un sistema monetario y sistemas que con el tiempo se han ido deteriorando cada vez más, encauzando hacia la espiral de la especulación.

Capítulo 2
- ¿Podemos afrontar, frenar, los efectos secundarios de este sistema?


2 ° A. De la situación autodestructiva de los sistemas actuales podemos derivar la solicitud para avanzar hacia una mayor y más profunda comprensión de la realidad, para buscar, descubrir y crear nuevos estilos de vida. Con gran compromiso podemos y debemos definir nuevas reglas y sistemas que nos empujen a realizar un nuevo bienestar (welfare) generalizado y equilibrado, una mejor calidad de vida. Se nos insta a hacer uso de nuestra creatividad y nuestros recursos para construir juntos soluciones para una importante mejora social.

2 ° B. ¿Cómo podemos mejorar el curso de las cosas? ¿Cómo podemos actuar para protegernos de la pendiente en la que se desliza nuestro mundo? Hay buenas noticias; asociaciones, movimientos, iniciativas comunitarias, empresas sin fines de lucro, gobiernos que trabajan en estos temas se multiplican en el mundo. Se están llevando a cabo muchos experimentos en todos los continentes y ya ha habido muchas historias de éxito en las que inspirarse. No falta creatividad ni buenas intenciones, para crear modelos sociales adecuados.

2 ° C. ¿Existe una meta más eficaz sobre la que dirigir toda la creatividad y la energía desatadas por nuestra situación actual? Mi respuesta es 'Sí', pero solo si empezamos a prestar atención a ese hermoso invento, aún no descubierto del todo, que es el criterio que llamamos dinero. Poniéndolo de nuevo sobre la mesa de nuestro trabajo, recuperando su creatividad vital y su concepto original.

2 ° D. Sí, hoy es posible superar las rigideces y tabúes, contradicciones y efectos colaterales que ha producido el sistema monetario restringido al único fin especulativo. Sí, es posible reducir los efectos secundarios: podemos redescubrir y cultivar comportamientos solidarios y mantenernos adecuadamente actualizados sobre los sistemas monetarios y los desarrollos tecnológicos de apoyo.

Capítulo 3
- Reorientación; dando nuevos propósitos al sistema monetario.

3 ° A. La dificultad más abrumadora a menudo gira en torno al dinero: ¿Cómo encontramos el dinero necesario para transformar nuestras infraestructuras energéticas, alimentarias y sanitarias, eliminar la pobreza, fomentar los derechos de solidaridad, crear puestos de trabajo, limpiar el medio ambiente y asegurar que las personas tengan su propio acceso a una vivienda, una educación adecuada y un trabajo remunerado.

3 ° B. Podemos preguntarnos por qué la falta de dinero atrofia nuestros esfuerzos e iniciativas cuando vivimos en un mundo en el que abundan las cosas que se pueden o se deben hacer, y una igualmente abundancia de personas que desearían ellos. para hacer? La respuesta a esta pregunta tiene que ver con las características y propósitos del tipo de moneda que utilizamos en nuestro sistema monetario, que es el origen de la escasez que experimentan tantas personas y es la raíz de una gran cantidad de problemas.

3 ° C. Nuestro sistema monetario también ha sido instrumento y dirección para los objetivos perseguidos hasta ahora. Está mal estructurado, se ha degenerado significativamente con el tiempo y no tiene como objetivo ayudarnos a resolver los desafíos existenciales socioeconómicos y ecológicos que enfrentamos hoy.

3 ° D. Con una mirada al panorama global, hemos visto los efectos secundarios de nuestro sistema monetario, que es fundamental para resolver los desafíos de nuestro tiempo y los problemas que todos tenemos en el corazón. La diversificación monetaria es tan importante como la biodiversidad para la humanidad y el destino de la tierra.

3 ° E. En todo el mundo, varios gobiernos, empresas y comunidades han experimentado con éxito con diferentes sistemas monetarios a lo largo de los años y con excelentes resultados. Ahora la tecnología nos está ayudando en todos los frentes. Contamos con todas las herramientas tecnológicas a nuestra disposición para crear un sistema monetario capaz de reducir la pobreza, sanear, regenerar el medio ambiente y dar acceso al trabajo gratificante, la vivienda, el derecho a la educación y la salud.

3 ° F. De hecho, es posible un mundo de abundancia sostenible, pero solo si tenemos la voluntad de darle un propósito a nuestro sistema monetario para que podamos comenzar a liberar lo que es la verdadera riqueza humana: nuestra energía, nuestra creatividad, nuestra capacidad para solidaridad. ¿Me haría la cortesía de unirse a mí en la construcción de esta oportunidad? Están en juego el futuro de nuestros hijos y el futuro de este extraordinario planeta.

Capítulo 4
- Elementos que sustentan el sistema monetario actual.


4 ° A. Nuestros sistemas monetarios modernos tienen en común el hecho de que son un monopolio "nacional" impuesto por los gobiernos sobre un solo tipo de dinero, creado por los bancos centrales y prestado a tasas de interés positivas, que se mantiene natural o artificialmente escasa como si era un producto a salvaguardar en el mercado. Si bien estas características particulares de nuestro sistema monetario han permitido la acumulación de capital que hizo posible la industrialización durante la era moderna, también han causado una serie de sutiles efectos secundarios ocultos pero de gran alcance.

4 ° B. El uso del interés positivo es fuertemente responsable de: (1) orientar la mentalidad a corto y largo plazo hacia decisiones económicas especulativas; (2) condicionar la incesante urgencia del crecimiento económico que alimenta el hiperconsumo; (3) aumentar las crecientes desigualdades y disparidades sociales; (4) solicitar la codicia con acciones criminales individuales u organizadas desenfrenadas que regularmente aparecen en los titulares de nuestros medios de comunicación; (5) favorecer el debilitamiento de la comunidad con la erosión de los lazos sociales; (6) impulsar oposiciones para una visión de intereses estrechos y momentáneos en lugar de generales y de amplio alcance; (7) demoler la complejidad del hombre para reducirlo a un simple consumidor.

4 ° C. Una descripción muy amplia de personalidades y economistas de diferentes orígenes describió, explicó y expuso estadísticamente cómo los propósitos de las monedas de interés positivo especulativo distorsionan la competencia del libre mercado, erosionan la cantidad y calidad de los servicios y favorecen a pocas personas, empujando a muchas a sufrir dificultades y pobreza.

4 ° D. El sistema monetario, con el uso monopolístico de la emisión de monedas de interés positivo con deriva especulativa, fue creado e implementado para ciertos fines pero no para otros. El objetivo subyacente del euro es equilibrar la facilitación y promoción de los flujos comerciales internacionales vinculados a la globalización y a las materias primas y es complementario de otras monedas internacionales convencionales (dólar estadounidense, libra esterlina, yen japonés, yuan chino) pero no facilita ninguna de manera adecuada. favorece los flujos dentro de todo tipo de comunidad menor presente en el Estado que reconoce la confianza en los propósitos del euro.

4 ° E. El euro forma parte del espectro de monedas, que internacionalmente pueden lograr y completar el propósito de complementariedad en esos niveles de globalidad. En realidad, el modelo es el mismo más circunscrito y más cercano a nosotros, localmente el euro no satisface determinadas necesidades (como si globalmente se sometieran los objetivos de una moneda única) y la necesidad de lograr equilibrios y flujos de cambio adecuados con fines específicos lleva y con fines solidarios.

4 ° F. Nuestro sistema monetario, el que gira más cercano a nosotros, el local, dentro del global; no presenta ninguna complementariedad. Como resultado, el euro es incapaz de resolver el problema de la pobreza ya que ese no es su propósito, por el contrario obstaculiza y frena nuestras energías creativas, y nos mantiene atrapados en un mundo de escasez y sufrimiento, cuando en cambio tenemos el posibilidad real de lograr propósitos específicos en la realidad económica cercana a nosotros, una realidad muy diferente a la global. Podemos lograr propósitos específicos en nuestras realidades locales menores con un sistema monetario complementario y solidario con el crédito.

Capítulo 5 -
Apertura a la cultura de los sistemas monetarios. La salud del hombre y del planeta está determinada por el sistema monetario.


5º A. Podemos utilizar un paralelismo biológico. ¿Cómo viviría una célula en una cultura favorable u hostil? ¿Quién determina ese contexto hostil o favorable? ¿Cómo sobreviviría un cuerpo si se decidiera que toda la sangre debe ir al cerebro o al hígado?  O ¿qué a determinados órganos se les suministre sangre sólo en determinadas condiciones? Toda la sangre (dólares, euros, etc.) se envía a órganos específicos que se suministran, mientras que otros (comunidades y regiones) a menudo mueren de hambre. Algo así le está sucediendo a nuestra economía.

5 ° B. En un experimento de biología, en un campo de cultivo celular donde se crean condiciones desfavorables, las células luchan, resisten por algún tiempo y luego mueren. En la sociedad, como en un campo de cultivo celular donde la distribución de energías es manejada por un sistema monetario desfavorable, controlado por un puñado de instituciones financieras, existe la situación potencial de producir una decadencia de la propia civilización.

5 ° C. La gestión monetaria exclusiva debe equilibrarse adecuadamente con divisas diversificadas. La adopción de monedas complementarias es tan importante para la supervivencia humana como la biodiversidad para el destino de la tierra. Ésta no es una metáfora. Los sistemas monetarios comparten la necesidad de una mayor diversidad e interconectividad con los ecosistemas naturales.

5 ° D. Para mejorar el equilibrio y promover la supervivencia, necesitamos apoyar activamente la circulación de diferentes monedas para diferentes propósitos. Para promover un sistema monetario más favorable y saludable, comenzando por las áreas locales, es necesario utilizar sistemas de cambio con características y propósitos bien definidos: 1) una moneda solidaria complementaria de quienes realmente la han creado a través del trabajo; 2) un dinero de crédito diseñado para compensar los efectos de la escasez de dinero convencional en tiempos de crisis económica; 3) una moneda de la comunidad local para resolver problemas sociales específicos y promover la circulación del comercio; 4) una moneda que excluya la especulación sobre ella, para no dañar a nadie; 5) una moneda complementaria que nace y opera localmente para expandirse o contraerse según sea necesario.
5º E. Revisar los acuerdos. La mayoría de las reglas y acuerdos que tenemos en torno al dinero se crearon en una época muy diferente a la nuestra. En consecuencia, estos acuerdos están mal estructurados para dar un buen servicio a ese bienestar y serenidad que la población necesita hoy.

5 ° F. Mientras nuestro sistema monetario siga siendo un sistema desconocido y tan poco visible, seremos incapaces de equilibrar su fuerte influencia en la forma en que pensamos y actuamos. Tan pronto como adquirimos una mayor apertura cultural y alfabetización monetaria, podemos comenzar a examinar la naturaleza y las implicaciones de los acuerdos monetarios en los que participamos inconscientemente. Podemos comenzar a identificar los acuerdos y reglas que, con efectividad y equilibrio, pueden ayudar a satisfacer las necesidades de nuestro tiempo y así comenzar a crear una nueva temporada de comportamiento virtuoso que todos esperamos.

Capítulo 6
- Ese hermoso invento que es el dinero, una fuerza visible e invisible.
Ese hermoso invento que es el dinero lo hemos concedido con confianza a terceros. Nuestra confianza ha sido desatendida. Es el momento de interesarnos, comprender y visibilizar con la conciencia de que ese bello invento es nuestro.

6 ° A. Así como los muelles y represas en los ríos determinan dónde se estimula o se impide que fluya el agua, nuestro sistema monetario o monetario determina las direcciones en las que se alienta o disuade a las energías humanas a ir. Desde los albores de los tiempos, el sistema monetario ha dado forma al flujo de la actividad humana en todos los campos de aplicación (producción de alimentos, educación, salud, negocios, etc.) determinando cómo evaluamos, aplicamos e intercambiamos nuestra creatividad y los frutos de la nuestro trabajo. Por eso, el dinero y los sistemas de gestión son las palancas más influyentes y condicionantes, son el "campo" favorable o desfavorable creado por el propio hombre. Un "campo" más real y solidario sostiene y genera estímulos energéticos favorables.

6 ° B. La mayoría de las comunidades y organizaciones que trabajan para crear un mundo sostenible están dolorosamente condicionadas por el acceso al dinero. El principal cuello de botella que frena sus esfuerzos. No hay suficiente disponibilidad: para los servicios a los que aspiramos y necesitamos, para construir ambientes para una educación adecuada, ambientes para monitorear y mejorar la salud, para generar empleos gratificantes, eliminar el desempleo y la pobreza, para la reducción de daños al medio ambiente y acciones para su recuperación.
6 ° C.La escasa información y los aparentes tótems negativos o positivos creados a lo largo del tiempo por cada poder en torno a ese hermoso invento que es el dinero, han condicionado e inducido a la mayoría de las personas a aceptar el dinero como un tótem al que no hay que enfrentarse, o han promovido actitudes de confianza. con el objetivo de no profundizar y disuadir cualquier curiosidad orientada a la comprensión.

6 ° D. Recuperemos nuestra curiosidad por comprender: (a) ¿Qué es el dinero, (b) ¿Quién lo crea? (c) ¿Sistema fraccional? (d) ¿Qué crea el sistema fraccionario? (e) ¿El dinero se produce por el trabajo? (f) ¿El dinero se produce por especulación? (g) ¿Cómo crea el sistema monetario un campo que atrofia cualquier aspiración de un nuevo bienestar? (h) ¿Cómo podría el sistema monetario favorecer la creación de un “campo” favorable y vital? (i) ¿Sistema monetario de deuda? (l) ¿Sistema Monetario de Crédito? (m) ¿El dinero es realmente propiedad del estado que es nuestro? ¿O de terceros? (n) ¿Soberanía monetaria? ¿Diferentes momentos históricos, diferentes soberanías? (o) ¿Qué fortalezas llevan a decidir por ciertos propósitos y no por otros? (p) ¿Qué personas están detrás de qué centros de fuerza? (q) ¿Por qué descuido, por qué confianza incumplida, nos encontramos teniendo que recuperar ese hermoso invento que es el dinero? (r) ¿Cómo corrompe la especulación financiera el libre mercado? Se pueden hacer mil preguntas más, se puede hacer, entregándose a la creatividad para descubrir conocer y trabajar solidariamente para construir, de forma complementaria, un nuevo bienestar.

6 ° E. No me parece el caso favorecer las fuerzas autodestructivas, conscientes o inconscientes, puestas en marcha por terceros, y mucho menos destruir las cosas buenas que hemos podido hacer hasta ahora, a pesar de la distorsiones monetarias especulativas. Varias civilizaciones han caído debido al sistema de cambio monetario. La investigación de los efectos históricos y del sistema muestra que los diferentes tipos de monedas (sistemas monetarios) fomentan o disuaden su acumulación o especulación sobre ellas. Algunas monedas inducen la competencia, mientras que otras fomentan la colaboración y, por lo tanto, fortalecen o debilitan los lazos comunitarios. Determinan las elecciones personales y comerciales, y producen campos de acción favorables o desfavorables con las ventajas o desventajas determinadas por reglas convencionalmente aceptadas y / o impuestas.

6 ° F. Si me dedico a la investigación de sistemas monetarios y busco soluciones para un bienestar más generalizado, un nuevo bienestar, es desde la madura convicción que nuestro sistema monetario juega un papel crítico en provocar las restricciones en las que lucha, y la degeneración especulativa interfiere continuamente con nuestros esfuerzos por resolverlos. Relevante, de hecho fundamental, es el estudio histórico de los sistemas y nuestro sistema monetario actual. La ignorancia bloquea y fuerza nuestras energías creativas, nos mantiene atrapados en un mundo de escasez y sufrimiento, cuando en cambio tenemos la capacidad de crear una realidad mejor al dejar que nuestras energías se muevan libremente dentro del conocimiento. Ha llegado el momento de aprender a aprovechar nuestras posibilidades y nuestros recursos para superar los desafíos actuales y crear un mundo de abundancia sostenible, basado sobre la economía real, nuestra energía creativa, nuestra concepción más elevada de la riqueza humana.